Un recorrido inspirador

27 de febrero de 2020

Ya sea en su sede central o en el terreno, DID confía en un equipo grande y dinámico para asegurar el éxito de sus proyectos.

Hemos pedido a uno de nuestros colegas, Narcisse Soglohoun, asesor en financiamiento agrícola desde 2017 para el proyecto Financement agricole et rural en Malí (FARM), que nos hable de su experiencia.

¿Nos podría describir su trayectoria y cómo se unió al equipo del proyecto FARM? Completé una formación bancaria antes de iniciar mi trayectoria profesional en 2003 en calidad de becario ayudante a cargo de préstamos. Progresivamente fui evolucionando hacia diferentes cargos de responsabilidad en tres instituciones financieras diferentes en Benín y en Chad, donde dejé mi último cargo en 2017 como Director general adjunto responsable de la explotación.   

El mandato que DID proponía respecto al proyecto FARM era una oportunidad que aproveché porque buscaba consolidar mis conocimientos en financiamiento agrícola y desarrollar mi carrera en desarrollo internacional. Estoy muy contento de haberme unido a las filas de DID como asesor de financiamiento agrícola.

¿En qué sentido es diferente trabajar en DID?

¡Es imposible encontrar rutina en DID! Evolucionamos en un entorno pluridisciplinario e internacional. Cuando se tienen competencias en cualquier ámbito, se tiene la ocasión de valorizarlas. Y me gusta resultar útil a todos los niveles.

¿Cuáles son los desafíos cotidianos a los que debe enfrentarse en el marco de sus funciones?

Son numerosos, pero yo destacaría en primer lugar la necesidad de adaptarse a cada situación y a las exigencias de los diferentes socios. Y también: asegurarse de completar las actividades previstas con profesionalidad dentro de las fechas establecidas, teniendo presentes los resultados deseados.

¿Qué es lo que le enorgullece de trabajar en DID?

Existe una diversidad cultural en el seno de DID. Es un orgullo pertenecer a esta gran organización, no solamente debido a su prestigio, sino también, y sobre todo, debido a la exigencia profesional que se debe demostrar en la ejecución de los proyectos.

¿Cuál fue el hito de su experiencia en DID?

Un recuerdo que jamás olvidaré: ¡el primer día de mi integración en Lévis! Me sentía emocionado de vivir ese momento, y particularmente de haber logrado darle una nueva orientación a mi vida profesional.